noviembre 12, 2010

GROUCHO MARX

0 comentarios

Yo encuentro la televisión bastante educativa. Cuando alguien la enciende en casa, me marcho a otra habitación y leo un buen libro.

Inteligencia militar son dos términos contradictorios.

La justicia militar es a la justicia lo que la música militar es a la música.

El matrimonio es la principal causa de divorcio.

Nunca olvido una cara pero con la suya voy a hacer una excepción.

Nunca pertenecería a un club que admitiera como socio a alguien como yo.

Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna…

He tenido una noche absolutamente maravillosa. Pero no ha sido ésta.

Hace tiempo conviví casi dos años con una mujer hasta descubrir que sus gustos eran exactamente como los míos: los dos estábamos locos por las chicas.

Fuera del perro, un libro es probablemente el mejor amigo del hombre, y dentro del perro probablemente está demasiado oscuro para leer.

Estos son mis principios. Si a usted no le gustan, tengo otros.

Desde el momento en que cogí su libro me caí al suelo rodando de risa. Algún día espero leerlo.

¿Servicio de habitaciones? Mándenme una habitación más grande.

¿Que por qué estaba yo con esa mujer? Porque me recuerda a ti. De hecho, me recuerda a ti más que tú.

¿Por qué debería preocuparme por la posteridad? ¿Qué ha hecho la posteridad por mí?

Disculpen si les llamo caballeros, pero es que no les conozco muy bien.

La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados.

La humanidad, partiendo de la nada y con su sólo esfuerzo, ha llegado a alcanzar las más altas cotas de miseria.


Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.