noviembre 28, 2010

CHARLES BUKOWSKI

0 comentarios

Un intelectual dice una cosa simple de un modo difícil. Un artista dice algo difícil de modo simple.

Alguna gente no enloquece nunca. Qué vida verdaderamente horrible deben tener.

Cuando estás en la calle es cuando te das cuenta de que todo tiene dueño y de que hay cerrojos en todo. Así es como funciona la democracia: coges lo que puedes, intentas conservarlo y añadir algo si es posible. Así es también como funciona la dictadura sólo que una esclaviza y la otra destruye a sus desheredados.

Estamos aquí para desaprender las enseñanzas de la iglesia, el estado y nuestro sistema educativo. Estamos aquí para tomar cerveza. Estamos aquí para matar la guerra. Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida que la muerte tiemble al recibirnos.

Cuidado con aquellos que buscan constantes multitudes; no son nada solos.

Ella era un alma más o menos buena, pero el mundo esta lleno de almas más o menos buenas y mira dónde estamos.

Algunas veces si un hombre no tiene fe en lo que está haciendo, puede hacer una tarea mucho más interesante desde el momento en que su mente no está ciegamente absorbida por la causa a la que sirve.

La Muerte se está fumando mis cigarros.

Si quieres saber donde esta Dios, pregúntale a un borracho.

La diferencia entre Arte y Vida es que el Arte es más soportable.

Casi todos nacen genios y los entierran tontos.

La relación sexual es darse patadas en el culo a la muerte mientras cantas.

Cuando los hombres controlen los gobiernos, los hombres no necesitaran gobiernos. Hasta entonces estamos jodidos.

Si quieres saber quienes son tus amigos de verdad, consigue que te metan en la cárcel.

Mi ambición está limitada por mi pereza.

La poesía siempre es lo más fácil de escribir, porque se puede escribir cuando uno está completamente borracho o completamente feliz o completamente desgraciado. Siempre se puede escribir un poema. Así que un poema es algo muy cómodo, es una expresión emotiva que salta afuera.

No tengo idea de lo que voy a escribir cuando me siento a la máquina. Nunca me ha gustado el trabajo arduo. Y planificar lo es. Prefiero que salga del aire o de algún lugar situado detrás de mi oído izquierdo. He descubierto que me encuentro en un estado como de trance cuando escribo. A veces entra mi esposa cuando estoy escribiendo y grito. No porque la obra sea tan valiosa, o porque yo sea valioso, sino porque me despierto asustado.


Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.