noviembre 17, 2010

WILLIAM BLAKE

0 comentarios

El que se alimenta de deseos reprimidos finalmente se pudre.

La verdad mal intencionada es peor que la mentira

El camino del exceso conduce al palacio de la sabiduría.

No poseo nombre: pero nací hace dos días. ¿Cómo te llamaré? Soy feliz. Me llamo alegría.

Ver un mundo en un grano de arena y un cielo en una flor silvestre, tener el infinito en la palma de la mano y la Eternidad en una hora.

Ningún pájaro se eleva demasiado alto, si vuela con sus propias alas.

Del agua estancada espera veneno.

Si el necio persistiera en su necedad se volvería sabio.

Aquel cuyo rostro no irradia luz nunca será estrella.

Sumergid en el río a quien ama el agua.

Las prisiones están construidas con piedras de la Ley, los burdeles con piedras de la Religión.

Si otros no hubiesen sido necios, nosotros lo seriamos.

La crueldad tiene corazón humano y la envidia humano rostro; el terror reviste divina forma humana y el secreto lleva ropas humanas.

Nunca sabrás lo que es suficiente a condición de que sepas lo que es más que suficiente.

Si las puertas de la percepción se depurasen, todo aparecería a los hombres como realmente es: infinito. Pues el hombre se ha encerrado en sí mismo hasta ver todas las cosas a través de las estrechas rendijas de su caverna.

Estad siempre dispuestos a hablar con franqueza y evitaréis la compañía de los hombres ruines.

Todo lo que vive, no vive solo, ni para sí mismo.

El gozo fecunda, el dolor engendra.

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.