diciembre 05, 2010

BERTOLT BRECHT

0 comentarios

Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles.

Muchos jueces son incorruptibles, nadie puede inducirlos a hacer justicia.

Desgraciado el país que necesita héroes.

Lo difícil se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida.

El arte no es un espejo para reflejar la realidad, sino un martillo para darle forma.

Entonces, ¿de qué sirve decir la verdad sobre el fascismo que se condena si no se dice nada contra el capitalismo que lo origina? Una verdad de este género no reporta ninguna utilidad práctica.

Señores, no estén tan contentos con la derrota [de Hitler]. Porque aunque el mundo se haya puesto de pie y haya detenido al Bastardo, la Puta que lo parió está caliente de nuevo.

Si la gente quiere ver sólo las cosas que pueden entender, no tendrían que ir al teatro: tendrían que ir al baño.

Un hombre debe tener por lo menos dos vicios, uno solo es demasiado.

¿Qué es el robo  de un banco en comparación con fundar uno?

Al río que todo lo arranca lo llaman violento, pero nadie llama violento al lecho que lo oprime.

Esos que pretenden, para reformarnos, vencer nuestro instinto criminal, que nos den primero de comer. De moral hablaremos después. Esos que no se olvidan de cuidar nuestra formación, sin que por ello dejen de engordar, escuchen esto: por más que le den vueltas, primero es comer, y después de hartos ¡venga la moral!

La injusticia es humana pero más humana es la lucha contra la injusticia.

Las revoluciones se producen en los callejones sin salida.

La crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir y cuando lo nuevo no acaba de nacer.

El lenguaje es lo más intrascendente, superficial e inestable, y su encanto se desvanece por completo cuando se advierte la intención en su manejo.

El regalo más grande que le puedes dar a los demás es el ejemplo de tu propia vida.

La pobreza te hace triste además de sabio.

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.