diciembre 28, 2010

JOHANN WOLFGANG VON GOETHE

0 comentarios

No basta saber, se debe también aplicar. No es suficiente querer, se debe también hacer.

La locura, a veces, no es otra cosa que la razón presentada bajo diferente forma.

Nadie es más esclavo que el que se tiene por libre sin serlo.

El aburrimiento es una mala hierba, pero también una especia que hace digerir muchas cosas.

El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada.

Somos todos tan limitados, que creemos siempre tener razón.

Contra la estupidez, hasta los dioses luchan en vano.

Trata a un hombre tal como es, y seguirá siendo lo que es; trátalo como puede y debe ser, y se convertirá en lo que puede y debe ser.

Si yo pinto a mi perro exactamente como es, naturalmente tendré dos perros, pero no una obra de arte.

Cuando el hombre no se encuentra a sí mismo, no encuentra nada.

Ciertos libros parecen haber sido escritos no para aprender de ellos sino para que se reconozca lo que sabía su autor.

El cobarde sólo amenaza cuando está a salvo.

¿Cuál es el mejor gobierno? El que nos enseña a gobernarnos a nosotros mismos.

Es un gran error creerse más de lo que uno es, o menos de lo que uno vale.

Se tiende a poner palabras allí donde faltan las ideas.

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.