diciembre 08, 2010

LEÓN TOLSTÓI

0 comentarios

El que ha conocido sólo a su mujer y la ha amado, sabe más de mujeres que el que ha conocido mil.

Mi felicidad consiste en que sé apreciar lo que tengo y no deseo con exceso lo que no tengo.

El secreto de la felicidad no es hacer siempre lo que se quiere sino querer siempre lo que se hace.

Es más fácil escribir diez volúmenes de principios filosóficos que poner en práctica uno solo de ellos.

Antes de dar al pueblo sacerdotes, soldados y maestros, sería oportuno saber si no se está muriendo de hambre.

El dinero es una nueva forma de esclavitud, que sólo se distingue de la antigua por el hecho de que es impersonal, de que no existe una relación humana entre amo y esclavo.

Hay quien cruza el bosque y sólo ve leña para el fuego.

No hagáis el mal y no existirá.

El arte es uno de los medios de comunicación entre los hombres.

Es valiente el que teme lo que debe temerse, y no teme lo que no debe temerse.

Todos quieren cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo.

Yo que he estudiado todas las filosofías me he convencido de su inanidad.

Extraído de Proverbia y Mundocitas

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.