diciembre 21, 2010

LEONARDO DA VINCI

0 comentarios

Verdaderamente, el hombre es el rey de los animales, pues su brutalidad supera a la de éstos.

Quien de verdad sabe de qué habla, no encuentra razones para levantar la voz.

Quien no castiga el mal, ordena que se haga.

Así como el hierro se oxida por falta de uso, también la inactividad destruye el intelecto.

Aquel que más posee, más miedo tiene de perderlo.

El que no valora la vida no se la merece.

Mediocre alumno el que no sobrepase a su maestro.

Todo nuestro conocimiento tiene su origen en nuestras percepciones.

Cualquier persona que lleve a cabo un argumento apelando a la autoridad no está utilizando su inteligencia, sino su memoria.

El arte nunca se termina, sólo abandonada.

La experiencia no ha cometido ningún error. Sólo su juicio cometió un error al esperar de ella lo que no está en su poder.

Es más fácil resistir al principio que al final.

La naturaleza nunca rompe sus propias leyes.

Nada fortalece tanta autoridad como el silencio.

La simplicidad es la máxima sofisticación.

El mayor engaño que sufren los hombres es el de sus propias opiniones.

El pie humano es una obra maestra de la ingeniería y una obra de arte.

El placer más noble es la alegría de la comprensión.

El rango de un poeta está muy por debajo de el de un pintor en cuanto a representación de las cosas visibles, y muy por debajo de el de un músico en cuanto a las cosas invisibles.

Hay tres clases de personas: los que ven, los que ven cuando se lo demuestras y los que no vemos.

El agua es la fuerza motriz de toda la naturaleza.

Cuando el espíritu no trabaja con la mano, no hay arte.

Extraído de Proverbia y Brainy quotes

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.