enero 14, 2011

MARLENE DIETRICH

0 comentarios

¿Miedo a la muerte? Uno debe temerle a la vida, no a la muerte.

La imaginación exagera; la razón subestima; el sentido común modera.

La libertad es la madre de todos los bienes cuando va acompañada de la justicia.

En el fondo soy un caballero.

Hago que el mar  se encrespe. Logro que la jungla arda. Soy una mala influencia.

Si pudieras marcharte ahora y volver hace diez años...

Me encantan las citas, es un gozo encontrar pensamientos que uno podría tener, bellamente expresados con más autoridad por alguien reconocido como más sabio que uno mismo.

Cielo, no es que mis piernas sean hermosas, es que sé utilizarlas.

Nunca disfruté trabajando en una película.

Si hay un ser supremo, está loco.

En Estados Unidos, el sexo es una obsesión; en otras partes del mundo es un hecho.

Las supersticiones son hábitos, no creencias.

Hay una diferencia enorme entre ganar mucho dinero y ser rico.

Cuando estás muerto, estás muerto. Eso es todo.

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.