marzo 02, 2011

FRANZ KAFKA

0 comentarios
La desgracia de Don Quijote no fue su fantasía, sino Sancho Panza.

Creer significa liberar en sí mismo lo indestructible o mejor: liberarse o mejor aún: ser indestructible o mejor aún: ser.

El mal conoce el bien, pero el bien no conoce el mal.

Quien busca no halla, pero quien no busca es hallado.

Si el libro que leemos no nos despierta de un puñetazo en el cráneo, ¿para qué leerlo?... Un libro tiene que ser un hacha que rompa el mar de hielo que llevamos dentro.

Simplemente, no sobrestimar lo que he escrito; de otro modo se me volvería inalcanzable lo que aún espero escribir.

Todos los errores humanos son fruto de la impaciencia, interrupción prematura de un proceso ordenado, obstáculo artificial levantado alrededor de una realidad artificial.

Uno de los medios más efectivos que tiene el mal es invitar a la lucha.

Quien conserva la facultad de ver la belleza no envejece.

El camino verdadero pasa por una cuerda, que no está extendida en alto, sino sobre el suelo. Parece preparada más para hacer tropezar, que para que se siga su rumbo.

Sólo temblor y palpitación fue su respuesta a la afirmación de que tal vez poseía pero no era.

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.