marzo 29, 2011

KURT D. COBAIN

0 comentarios

La música es sinónimo de libertad, de tocar lo que quieras y como quieras, siempre que sea bueno y tenga pasión, que la música sea el alimento del amor.

Es mejor quemarse que apagarse lentamente.

Prefiero ser el peor de los mejores que el mejor de los peores.

Admiro a la gente que vive sin problemas, que mira el mundo con despreocupación. A diferencia de ellos, yo sufro más de la cuenta.

La gloria es una de las peores cosas que me han sucedido. No hay nada más terrible que un montón de personas excitadas y temblorosas abalanzándose sobre ti y hablándote como si fueras una puta.

Echo de menos la comodidad de estar triste.

Si los medios de comunicación divulgaran más música buena, la gente tendría mejor gusto.

Me siento como si la gente quisiera que me muera, porque así se cumpliría la clásica historia de rock’n’roll.

Nunca nos ha preocupado demasiado la profesionalidad porque siempre hemos valorado más la energía.

Nadie muere siendo virgen. La vida nos jode a todos.

El auténtico amigo es el que sabe todo sobre ti y sigue siendo tu amigo.

Paz, amor y empatía.

Si voy a la cárcel, al menos no tendré que firmar autógrafos.

Usando un vestido puedo demostrar que puedo ser tan femenino como quiero. Soy un heterosexual... Gran cosa. Pero si fuera un homosexual, tampoco me importaría.

Si odias a las mujeres y a los homosexuales, no vengas a nuestros conciertos.

Aberdeen era una ciudad totalmente aislada, un lugar que ponía los pelos de punta, solo tenías que salir de ahí para que se te abrieran los ojos, la gente era tan cuadrada, ¿cómo no íbamos a ser diferentes a ellos?

Las drogas destruyen tu memoria y tu propio respeto. No son buenas pero no pienso ir ahora predicando contra ellas.

Yo era agresivo, básicamente. Elegí vivir la vida de un recluta solitario. No conviví con nadie porque no podía soportar la estupidez.

Desear ser otra persona es un desperdicio de la persona que eres.

Si el rock es ilegal, metan mi trasero a la cárcel.

Está claro que la mayoría de nuestros fans son gente que no saben mucho de música alternativa. Escuchan a Guns n’Roses, quizá hayan oído algo de Anthrax. No puedo pretender que entiendan el mensaje que tratamos de lanzar, pero al menos captamos su atención.

Ser el número uno es lo mismo que ser el número dieciséis, sólo que hay más gente besándote el culo.

Prefiero que la gente me odie por ser quien soy a que me ame por lo que no soy.

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.