marzo 09, 2011

LAO-TSÉ

0 comentarios
Con buenas palabras se puede negociar, pero para engrandecerse se requieren buenas obras.

Si das pescado a un hombre hambriento, le nutres una jornada. Si le enseñas a pescar, le nutrirás toda la vida.

El sabio no enseña con palabras, sino con actos.

Un viaje de mil millas comienza con el primer paso.

Observa todo lo blanco que hay en torno tuyo, pero recuerda todo lo negro que existe.

Lo que le da su valor a una taza de barro es el espacio vacío que hay entre sus paredes.

Aquello que para la oruga es el fin del mundo, para el resto del mundo  se llama mariposa.

Comprender a los demás es sabio, comprenderse a uno mismo es estar iluminado.

El agradecimiento es la memoria del corazón.

El libro del estratega dice: "No provoques la lucha, acéptala; es mejor retroceder un metro que avanzar un centímetro".

El que mucho promete rara vez cumple su palabra.

El gobierno, con sus leyes y regulaciones más numerosas que los pelos de un buey, es un vicioso opresor del individuo, más temible que el más fiero de los tigres.

El soberano que se sirve de la razón para gobernar  a los hombres no recurre al empleo de las armas contra sus súbditos.

Cuantas más restricciones existan y más artificiales sean los tabúes que haya en el mundo, más se empobrecerá la gente… Cuanta más prominencia se dé a las leyes y regulaciones, más ladrones y bandidos habrá.

El pueblo pasa hambre porque sus superiores consumen en exceso sobre lo que recaudan.

Gobierna mejor quien gobierna menos.

De los buenos líderes, la gente no nota su existencia. A los no tan buenos, la gente les honrará y alabará. A los mediocres, les temerán y a los peores les odiarán. Cuando se haya completado el trabajo de los mejores líderes, la gente dirá: "Lo hemos hecho nosotros".

Proyecta lo difícil partiendo de donde aún es fácil.

Se instalan puertas y ventanas para la habitación, pero del vacío interior depende su utilidad. Ponemos atención en la apariencia, pero lo que realmente sirve es la esencia.

Extraído de Proverbia y Wikiquote

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.