abril 05, 2011

BJÖRK

0 comentarios

Creo que actualmente hay mucha gente que confunde los términos. Para mí existe dos tipos de música: la que exige una atención por parte del oyente, y la que es simplemente un vehículo para bailar, practicar el sexo, o crear cierto ambiente en un aeropuerto o en un ascensor. La gente malinterpreta la música de baile, porque se ponen unos auriculares y la escuchan tranquilamente en casa. ¡Mierda! ¡eso no es así! La música bailable es algo tribal: nació en África hace mil años y está destinada a las actuaciones y los clubes para que la gente baile por diez horas seguidas si hace falta. Escuchar música de baile en casa es como poner un disco de rock and roll en un funeral o una pieza de ambient en un concierto de rock. Es absurdo. Lo que yo hago no es realmente dance; pide una atención y es de uso doméstico más que para los clubes.

Nunca pensé que actuaría en sitios tan grandes. Siempre he dicho no a este tipo de ofertas, porque pienso que tanto yo como mi música somos cosas muy privadas, internas..., para escuchar con auriculares

Mucha gente todavía cree que remezclar significa reciclar, un medio para que la compañía haga que una canción suene más radiable. Pero en la música siempre ha habido la tradición de hacer versiones de una misma canción. Como cuando Bach hizo sus fugas para órgano... y quiero puntualizar que no deseo compararme con Bach. Quizá estoy loca, pero no tanto.

Es un disco que va de antinacionalismo. Y, para mí, la solución al nacionalismo está en el océano. Todos los países son iguales desde el punto de vista del océano.

Todos formamos parte del mundo natural y deberíamos estar orgullosos de ello. Somos una gran especie animal y deberíamos estar agradecidos, admitir nuestros errores y avanzar sobre lo que nos une, no lo que nos separa. El papel de un artista consiste quizá en señalar los aspectos positivos de las cosas. Y, en lo que mí respecta, en Volta simplemente intento construir el aspecto sónico de este nuevo mundo. Musicalmente, estaba interesada en hacer la versión sónica del posglobalismo.

El dinero nunca ha sido mi prioridad. Nunca he aceptado el patrocinio de una gran compañía, siempre me he negado a ceder mi música para anuncios o productos comerciales. Lo cual es una gran cosa en términos monetarios.

Me gusta reaccionar con música a lo que suceda en mi interior. Otra gente hace música para las masas. A mí me interesa más experimentar.

El fútbol es un festival de la fertilidad. Once espermatozoides tratando de entrar en el huevo.  Lo siento por el portero.

A veces caigo en la trampa de hacer lo que creo que debería estar haciendo en lugar de lo que quiero hacer.

Soy una fuente de sangre en la forma de una niña.

La naturaleza es nuestra capilla.

La razón por la que hago entrevistas es porque estoy protegiendo mis canciones.

Parece que la mayor parte del mundo se guía por los ojos, ¿no? Diseñan las ciudades para que parezcan grandes, pero que siempre suenan de forma horrible ... Diseñan teléfonos bonitos, pero suenan de forma horrible. Creo que ya es hora de usar los otros sentidos.

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.