agosto 10, 2012

ANCIENT ALIENS

0 comentarios
"La mente es como una superficie llena de nubes. Algunas veces se abren claros y lo que puedes ver es completamente inesperado... no tiene ni por qué gustarte..."
Isabel Riera

Lo que ves no es más que una ínfima parte del espectro, la masa gaseosa nubla tus ojos constantemente y, aunque creas que eres capaz de verlo todo, que todo lo que ves es cierto, no es así; es sólo un resquicio, una milionésima parte del átomo al que se suma la imaginación, ese lienzo en blanco que llenas de garabatos en un vano intento de darle sentido a todo aquello que envuelve la cáscara de tu cuerpo.

Y qué me dices del aliento, ese misterio que nos ha perseguido desde que una mano ajena nos dio forma jugando a hacer muñecos con el barro, moldeando el cerebro sobre un torno, partiéndolo en dos y colocándolo dentro del cráneo con sumo cuidado para no causar desgarros o inportunas incoherencias en el pensamiento. Pero el resultado fue malo, peor que malo: fue pésimo.

El por qué es lo de menos, llevamos haciéndonos las preguntas erróneas desde el principio de los tiempos, nuestros tiempos, esos que inventamos y a los que nos aferramos como si nos precipitásemos en una caída eterna con su ausencia.

El caso es que estamos dando de lado nuestra otra mitad, la terrenal, la de los sentidos más abiertos, apartándonos de Pachamama como si no nos hiciera ninguna falta. Por eso precisamente no terminaremos de comprenderla absolutamente, siempre nos sentiremos un poquito más de las estrellas. Eso sin hablar de una de nuestras habilidades más evolucionadas: la increíble capacidad para idiotizarnos y desequilibrar todo cuanto nos rodea.

Es muy común eso de: "debes creer en algo porque sino tu existencia no tendría sentido". Pues esta vez te diré que sí creo: somos un fallido experimento que morirá por sí mismo sin necesidad de ninguna intervención astrológica y que tal vez arrastre todo cuanto pueda a su paso, incluido el planeta entero. Pero tengo algo muy claro: si llegase a vivirlo, llegado el momento, yo estaré de parte de la Tierra.

Nuria Barea
Rescatado de La Libreta Azul

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.