febrero 24, 2013

A UNA MULTITUD DESENCAJADA

0 comentarios

el embudo se atora en la garganta
que se pinta de azul en submarino
si se deja caer donde el tumulto
en el mar de violencia desatada
va inundándolo todo de egoísmo

las cabezas se vuelven perdigones
que acometen veloces imposibles
y atraviesan sin más los corazones
inundando con sangre los caminos

las pisadas son pasos militares
que carecen de vida ni objetivo
embistiendo a cualquiera que se cruce
aunque seas tan frágil como un niño

despertar es lo único que falta
para que tanto absurdo se divida
en pedazos tan grandes como el alma
por sentir el calor en compañía

y que la soledad se torne pájaro
y que el dolor se vuelva melodía
de un silencio de nube evanescente
de un renacer vestido de caricia

Nuria Barea
Poema cedido a las IV Jornadas Solidarias sobre Derechos Humanos "El agua es vida" de Ciudad Real (2013)

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.