marzo 15, 2013

RALPH WALDO EMERSON

0 comentarios
El hombre no es más que la amistad de sí mismo. La otra mitad es su expresión.

Es fácil vivir en el mundo según la opinión del mundo. Es fácil vivir en la sociedad según la propia opinión. Pero el hombre grande es aquel que en medio de muchedumbre conserva con perfecta dulzura la independencia de la soledad.

Todo hombre es una divinidad disfrazada, un dios haciéndose el tonto.

Cualquiera que sea el camino que elijas, siempre hay alguien que dice que te equivocas. Siempre surgen dificultades que te tientan a pensar que tus detractores tienen razón. Trazar un mapa de acción y seguirlo hasta el final requiere mucho coraje.

El destino del genio es ser un incomprendido, pero no todo incomprendido es un genio.

El éxito consiste en obtener lo que se desea. La felicidad, en disfrutar de lo que se obtiene.

El dinero a veces resulta demasiado caro.

El hombre es un pedazo del universo hecho vida.

El mérito que acepta el silencio como la cosa más natural del mundo es el más alto aplauso.

Emplea el lenguaje que quieras y nunca podrás expresar sino lo que eres.

Grabad esto en vuestro corazón; cada día comienza en nosotros un año nuevo, una nueva vida.

Haz siempre lo que temas hacer.

Llamamos destino a todo cuanto limita nuestro poder.

Lo trágico de la guerra es que echa mano de lo mejor del hombre para emplearlo en la peor de las obras humanas: destruir.

Los hombres grandes son aquellos que sienten que lo espiritual es más poderoso que cualquier fuerza material, y que son las ideas las que rigen el mundo.

Más podemos conocer de una persona por lo que ella dice de los demás que por lo que los demás dicen de ella.

No vayas a dónde el camino te pueda llevar; ves dónde no hay camino y deja un sendero.

Pon tus palabras en acción, y no permitas que tu lengua diga torpezas.

Ser uno mismo en un mundo que constantemente trata de que no lo seas, es el mayor de los logros.

Un amigo es una persona con la que se puede pensar en voz alta.

Ralph Waldo Emerson
Extraído de Wikiquote

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.