agosto 22, 2013

AL OTRO LADO

0 comentarios
esta vez
es el espejo
el que mira,
observa,
mantiene su pulso.

la tarde cae
sobre el asfalto
dejando un sueño

en la ventana,

trazando su despedida.

el tacto de la luz
sella sus cicatrices
con huellas dactilares

invisibles.

esta vez
es el espejo
el que mira.

mírame
puedo ser espejo.

me siento reflejo de su mirada

se gira,
suspira

y,
al fin,
deja ver

una sonrisa.

una sonrisa preciosa.


Ester García Camps
La manera de recogerse el pelo. Generación Blogger

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.