septiembre 28, 2013

JUEGO DE CARTAS MOJADAS

0 comentarios
Otra vez la misma piedra, aunque permanezca en el mismo lugar donde siempre estuvo, volverá a dar, dicen, con el mismo pie. El resultado será un nuevo desorden desequilibrado de sapos y culebras por la boca, y su posterior bolsa de hielo quemando el pie que tropezó. A menos que hayas logrado aprender a levantar ligeramente la rodilla hacia delante en el momento justo, la reiteración es inevitable.

Por otro lado el otoño ha vuelto vestido de lluvia, con claras intenciones de facilitar el aquaplaning de riachuelos pavimentados. El resto del mundo empieza a cobijarse como si cayera ácido sulfúrico sin disfrutar de los destellos acuáticos, del agua  sobre el rostro, del cosquilleo en descenso por el cuello desnudo. Y tú aprovechas la ocasión para dejarte acariciar por esa nube inmensa y deslizarte por el suelo con las botas empapadas. Echas a correr sobre los charcos, te entra sed y te lames los labios para beberte.

Que hablen, que digan, que cuenten, que canten. La sed es ahora.

Nuria Barea
Rescatado de La Libreta Azul

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.