noviembre 06, 2013

GAME OVER

0 comentarios

Que siga escribiendo, dicen, como si fuera tan fácil dejarlo, como si no me consumiera el mono de tinta líquida si dejase pasar varios días sin hacerlo. Y no, no tengo nada que decir, sólo la rabia, la impotencia de ver cómo algo ya ha muerto a pesar de la reanimación asistida. Cómo decir que todo este dolor no quiere expresarse con sentido ni el más mínimo atisbo de coherencia. El color se ha diluido en la paleta, se han mezclado unos con otros hasta formar el más puro negro oscuro devorador de ilusiones.

C'est fini, c'est la vie, esto fue todo.

Y ahora quién coño seguirá jugando.


Nuria Barea
Rescatado de La Libreta Azul

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.