diciembre 06, 2013

EL SEXO DE LA RISA

0 comentarios

Parece como si la llama estuviese enamorada del cigarro
y se acercase lo suficiente
para encender este
hasta consumirlo.

Parece como si la boca estuviese
a su vez
enamorada del cigarro
y se acercase lo suficiente
hasta consumirse.

Parece como si el suelo
fuese un cielo lleno de pisadas que
observa callado
las bragas de chicas bonitas que
pasean por la vida
sin saber que lo son.

Parece que hay chicos que
cuando se estrellan
fugaces
piden un deseo.
Y pelis porno que
se hacen realidad.

Hay más personas tristes que gente feliz.

Imposibles
follándose a
impasibles
follándose a
su definición.

Cicatrices con vistas al bar que
parecen sonrisas.

Ruidos donde hacen muchas ciudades
a las que huir
y no al revés.

Música.

Heridas que
salvan vidas
y huelen genial.

Versos que apestan a musa barata.

Parece como si la mano estuviese enamorada del cuerpo
y se acercase lo suficiente
para encender este
hasta consumirlo.

Parece como si la piel estuviese
a su vez
enamorada de un cuerpo
y se alejase lo suficiente
de él
hasta consumir.

Cualquier cosa
cualquier día
a
cualquier hora
en
cualquier baño.

Es
como si la risa estuviese enamorada del sexo.
o
el sexo de la risa.

Y
yo
qué
quiero
saber...



Irene X
El sexo de la risa

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.