diciembre 04, 2013

ENTRE MUJERES

0 comentarios
 
La casa es solo fachada,
una ventana muerta de cortinas,
el sol espera en la noche
y la cama rosa, verde, malva,
ahuyenta pecados y perfila dos cuerpos azules.

Mujer frente a mujer,
alas de mariposa.

Mujer sobre mujer,
la risa oculta de las manos.

Mujer entre mujer,
saliva que se bebe como lluvia.

Hasta que el sueño se tumba en los párpados
de la alcoba blanca.

Como suicidas del amanecer se levantan
olvidadas de besos,
y entran en el armario gris,
y parten hacia su vida.
La otra vida.


Pilar Merino
Extraído de Las afinidades electivas

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.