enero 05, 2014

MACBA

0 comentarios
A Isa Riera, compañera de juegos y otras artes.



fue al traspasar la puerta
que recordé
las otras veces que mis pies
aunque distintos
sobrevolaron las baldosas
translúcidas
del pasillo
subían las pendientes
con paso alegre
casi
infantil
mientras las retinas engullían el espacio
y acariciaba
como ahora
como hace unos días
la perfecta quietud de las paredes
blancas
de la luz
que a veces juega a esconderse
en cada recoveco
calculado
al milímetro
dando a entender que solo cabe un cuerpo
en la ilusión de una pared continua


Nuria Barea
la [nueva] libreta azul

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.