mayo 24, 2014

DONDE EL AULLIDO SALIVA CORAZONES

2 comentarios

bajo los altavoces tiemblo como la música
que estalla en los oídos y hunde el tórax
rueda por el ombligo y lame un verso
con el tacto sediento de presencias corpóreas
que me extirpen del cuerpo cuando bailo yo sola
y rodeada

ahí es donde estoy enterrando las inquietudes
donde el sonido me agita sin preguntarme
si me quiero mover
tan solo viene y se adentra y me hace onda

ella es la piedra que impacta sobre un límite mudo
y si me hago de agua
si me dejo al desnudo
rebotará y traspasará lo que se esconde en el fondo
o limará las aristas
con la pasividad de una distancia insalvable
que me resguarda


Nuria Barea
la [nueva] libreta azul

2 no callaron:

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.