mayo 10, 2014

SOBRE RUEDAS

0 comentarios

estrechó las distancias deslizándose
alternando el contrapeso de un equilibrio mudo
que se movía
como su centro

temblaron atropellos a su paso
en carrera de obstáculos por plazas y glorietas
por llegar a una playa atiborrada
de ojalás con rincones
y palmeras

al girar era capaz de adelantar al viento
haciendo del mundo una espiral que se torcía
para mirarla
pero sin verla

sacó del agua la sed y la vertió
por su cabeza y soñó
que patinaba

despertó haciéndolo



Nuria Barea
la [nueva] libreta azul

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.