julio 30, 2014

SÓLO

0 comentarios
Empezó con un "como quieras", y dejó de querer. Como si el deseo fuese cosa de una sola, y el cómo ya diese igual.

Poco a poco las sonrisas se invirtieron y el negativo de nuestras fotos eclipsó cada indicio de suma, y nos dividió.

Restamos días en el calendario hasta que las noches sin vernos se multiplicaron.

No se qué tecla falló, pero toda nuestra melodía perdió su ritmo, y yo solo quiero bailar. Contigo. Con tus prisas por romper las cuerdas y llenar de aire el saxofón que suena cada vez que busco en el cielo tu luz, y solo veo estrellas que te imitan.

Sólo quiero re-velarte cada noche y encontrar tu positivo para volver a brillar.

A querer.

A despejarte.

A empezar.


Los días de lluvia
23 días de lluvia

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.