enero 19, 2015

(RE)VELATORIO

0 comentarios

ahora que pasó todo
no solo dejas aquí una muñeca vacía
con tu rostro pintado
y las manos liláceas
disfrazada de blanco
también quedan secuelas
esparcidas sin tiento
como el virus del pánico
sobre todos tus hijos

me das algo de pena
porque nunca supiste
cómo se hace el amor
cómo se nutre
pero no te compadezco porque fue tu elección
no querer descubrirlo
ni siquiera intentarlo
por probar si era cierto
en 81 años que ha durado tu vida

no sé qué hacer con todos estos pésames
que me han dado sintiéndolos
al contrario que a ellos
no me nace llorarte
y suspiro aliviada
como un sueño pacífico
pues quien descansará realmente en paz
será mi madre
con la conciencia limpia

aunque te haya querido
y se me haya pasado
ya tampoco te odio porque quiero ser libre


Nuria Barea
la [nueva] libreta azul

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.