marzo 27, 2015

16

0 comentarios


Romperemos las barreras
del sonido
a golpe de abrazos lentos.
Sufriremos del vértigo
de estar solos
y enganchados
al aire
de otros cuerpos.
Dejaremos de beber
el miedo
en el vuelo diario del loco viento.
Y sólo entonces,
dejaremos
de estar cuerdos
para estar
locos de nuevo.



Virginia Montaño
Diez minutos de color azul

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.