junio 09, 2015

LA VUELTA DEL TODO

0 comentarios
Si sientes lo que haces,
si lo mimas
y le das agua cuando tiene sed
y le alimentas cuando tiene hambre
o le prestas tu tiempo sólo para escuchar,
intentando observarle desde fuera de ti,
hacia adentro de sí,
entonces todo vuelve.

Vuelve la música a seguirte adonde quiera que vayas,
a revivirte el agua fría de otras manos sobre la nuca,
vuelve la noche a darte palmaditas en la espalda,
el silencio a llenar esas copas vacías,
vuelve a encontrarse a tus pies una sola moneda
que te invita a comer para el resto del día.
Vuelve el amor,
vuelve el amor que diste.

Todo aquello que ofreces lleva algo de ti,
un pedazo de ti que se une a otro;
esos trozos que viven al salirse de ti
sólo saben crecer cuando ya no son tuyos.


Nuria Barea
la [nueva] libreta azul

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.