julio 29, 2015

EL ODIO ES UNA BALA DE AMOR DESORDENADO

0 comentarios




El viento arrastra la locura entre los árboles cuerdos,
incluso en la rama extirpada por un imbécil sin tacto
que cuelga sobre el farol con delirios de violencia.

Y es imbécil porque aún no sabe que la culata se clava al disparar,
ni que las balas perdidas vuelven con el tiempo y duelen más
porque no fallan.

No haré de la vendetta una bandera más que idolatrar
a ciegas,
con himnos pantanosos que escondan mi silencio.

No usaré la venganza del árbol mutilado
cuando en el odio aprieten el gatillo
sin observar
ni calibrar
las consecuencias.

La bala volverá,
acertará.
El viento pondrá cada cosa en su sitio:
la rama bajo tierra,
el árbol encontrando un nuevo centro
y el humano doliéndose en la herida,
sangrando hasta la última gota de savia
derramada
desde su propio cuerpo.

No es por odio que dejara de creer
en coincidencias.
Es por amor que espero.


Nuria Barea
Concierto solidario CYD Santa María
La Azotea de Mármoles

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.