mayo 04, 2016

NO ESTOY SOLA, ESTOY CONMIGO

0 comentarios
Si lo que ya ha pasado y lo que nunca pasó continúan ocurriendo mientras duelan, estoy dispuesta a atravesar este puñal de una estacada, sin anestesia y sin eutanasia. Me abro a él como la puerta de un hogar donde escribir mentalmente significa pensar a ras de cielo, donde tan sólo se puede mirar la luz del sol directamente cuando cae, cuando se enciende el escozor iluminando la herida.

Pongo una canción para salir de esta noche porque la vibración, que es el baile de las cosas, me quiere de verdad; me quiere libre. Y yo, en mi afán de cultivar inviernos, sigo cosechando frío.

Cuando acompaño a mi dolor, ya no estoy sola. Estoy conmigo.



Nuria Barea
la [nueva] libreta azul

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.