junio 19, 2016

TE IMAGINO RELAMIÉNDOTE

0 comentarios



El chocolate cae sobre tu boca, derritiéndose al tacto de un calor incipiente. Con la punta de la lengua empujas la mirada que te absorbe abierta, lunática y oscura, estrellada y sin norte. Sonríes de soslayo y una cerilla arde en otra parte del mundo, enciende un cigarrillo y quema un valle. Pero llueve.

Multiplicas vaciles con las cuerdas vocales, donde la yugular pide colmillos aprietas tentaciones para hacerme saltar de entre los matorrales. Sobre tus labios haría con gusto malabares de silencio roto, a voz en grito, sin plantearme cuánto aunque sí dónde: bajo, ante, para, contra ti, hacia tu boca. Cazaría cada frase que disparas a dar con el lenguaje sordo de mis manos.

No necesito cuerdas para atarte a la cama, ni tú quieres marcharte ni yo cierro la puerta de mi habitación muda. Tú no me perteneces, no soy tuya ni mía, pero te retendré mientras desees que repita tu nombre con delirios orgásmicos de por medio, mientras sigas jugando a mojar los incendios que provocas, sonriendo al derretir el calor que me abre cuando absorbo tu tacto en otra parte del mundo, donde suena tu voz diciendo cómeme.



Voz y letra: Nuria Barea
Música: Ketsa
Canción: Spanning miles
Álbum: Beneath a serpentine sky

Si tienes algo que decir, dilo.

Se aceptan quejas, reclamaciones y críticas constructivas. Tarjetas, no.